miércoles, enero 16

Todo lo que quiero para Navidad

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Lo confieso. Empecé de pequeño con los libros de Barco de Vapor. Eran unos libros pequeños, de no muchas páginas, atractivos, y me enganché. De los fantasmas de palacio, los piratas Garrapata y las historias de Ninguno, pasé a Julio Verne, Emilio Salgari y demás literatura de aventuras. Frecuenté malas compañías de pillos como el Lazarillo o el Buscón, locos como Alonso Quijano y personajes de vida disipada como Don Juan. Y Rayuela. Y Cien Años de Soledad. Y Ende. Y Asimov. Y Tolkien. Y… En fin, que se entiende que un adicto a las letras como yo espere el libro electrónico como agua de mayo. Así podré por fin dejar de leer en la pantalla del portátil, que es un dolor. Sobre todo libros imposibles de encontrar si no es en formato electrónico.

(Antes de que me borren el post, puntualizo que no hace falta piratear para tener gigas y gigas de literatura. Sólo con las obras de autores ya fallecidos hay para rato. Y hay muchas otras sin derechos de autor. Prosigo.)

Lo único que me impide poseer un e-book es el precio actual, pero bajarán a medida que se desarrolle aún más la tecnología. Si en mis tiempos de estudiante hubiera tenido uno, me hubiera ahorrado unos cuantos kilos a la espalda durante años. Y ahora que vuelvo a las aulas, estaría bien poder leer todo el material que nos van dejando en un libro electrónico. Eso y la biblioteca entera. Lo que me lleva a pedir a los profesores del MBA y altos mandos de la USAL que visiten el siguiente enlace. Y para el que le de pereza, lo resumo: los alumnos de la UAH tendrán acceso vía préstamo anual con opción de compra a un e-book con 500 títulos de la literatura universal y 1200 de Humanidades. Gratis. A ver si la Universidad de Salamanca, cuna del saber, quod natura non dat, etc., va a ser menos que la de Alcalá.

http://diarium.usal.es/mbadeftic/2010/01/09/todo-lo-que-quiero-para-navidad/

Share.