Lunes, noviembre 19

Mujeres emprendedoras: se requiere un cambio de “chip cultural”

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

En la Semana Nacional del Emprendedor, en México, el presidente del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) participó en “Experiencias globales en apoyo a mujeres emprendedoras”.

La brecha de género aún es grande y para lograr una verdadera inclusión de la mujer en el sector económico es necesario que deje de verse la igualdad de genero sólo como derecho y justicia.

En la Semana Nacional del Emprendedor, durante el panel “Experiencias globales en apoyo a mujeres emprendedoras”, Alejandro Delgado Ayala, presidente del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), expresó que el tema tiene mucho que ver con el equilibrio de las oportunidades económica e informó que el programa “Mujeres moviendo a México” ha tocado a 36.000 mujeres y apoyado, asesorado y vinculado a más de un millón.

“El tema de la juventud y la mujer son centrales, por eso contribuimos además con otros programas como ‘Mujer Pyme’, con más de 10.000 millones de pesos para las mujeres en México y que al momento ha financiado alrededor de siete mil proyectos”, destacó el funcionario.

Subrayó que para lograr una equidad entre hombres y mujeres en el sector laboral se debe acabar con grandes brechas como el tema cultural, que influye mucho a la hora de adoptar políticas públicas que tratan sobre la inclusión de la mujer.

“Debemos entender que la inclusión empieza desde la infancia, en el hogar, y de mujer a mujer. En cuanto a las organizaciones, les toca brindar facilidades al sector femenino con el que trabajan, tales como guarderías, centros de lactancia, entre otras”, añadió.

En el panel se dieron a conocer cifras del Banco Mundial que, a septiembre de 2017, señalan que solo la mitad de las mujeres tiene probabilidad de conseguir un trabajo remunerado, un tercio menos que los hombres; que están sobre representadas en industrias de educación y salud; equitativamente en ciencias sociales, e insuficientemente en ingeniería, manufactura y construcción.

Diana Espinosa, oficial de Programas de ONU Mujeres, opinó que para lograr que el empoderamiento económico de las mujeres a través del emprendimiento sea exitoso es necesario cambiar el “chip cultural” en todas las sociedades del mundo.

“Al ritmo que actualmente tenemos en este proceso, para que cambien las cifras tendrían que pasar 81 años para lograr paridad de género en el lugar de trabajo entre hombres y mujeres, según cálculos de la ONU, pues si bien hay avances importantes, son lentos e insuficientes”, advirtió.

Destacó que desafortunadamente sigue existiendo desigualdad en acceso al trabajo, crédito y pago a nivel global, debido a que no se ha superado el pensamiento sobre el significado de igualdad, que se limita únicamente a equidad de derechos y justicia y no de oportunidades económicas.

“En la agenda 2030, se destaca que una de las palancas centrales del desarrollo puede ser incorporar a mujeres y jóvenes. Si lográramos incorporar a las mujeres al mismo nivel que los hombres en la economía, tendríamos un aumento de 25 de puntos en el PIB”, destacó.

También es necesario pensar en las mujeres como consumidoras para crear más proyectos de emprendimiento, especialmente de mujeres para mujeres, e integrar una publicidad no sexista que considere nuevos modelos de negocios.

En el campo tecnológico, consideró importante promover actividades para ayudar a más mujeres en situación de vulnerabilidad, a fin de incorporarlas a los sistemas financieros, de salud, y así conectarse con el mundo.

Paige Fetzer, directora de asuntos gubernamentales globales y políticas públicas de Dell, consideró a su vez que los retos más importantes a vencer para el empoderamiento de la mujer es la cultura y el acceso a capital.

“En el campo tecnológico puedo decir que en México hacen falta más mujeres innovando, nosotros como empresa apoyamos mucho a los emprendedores comprándoles tecnología, para así abrirlos al mercado global; invitamos a que el sector femenino se sume a esta actividad”, señaló.

Hajer Najjar, directora general de la Cámara Franco Mexicana de Comercio e Industria, compartió que la institución ha detectado que uno de los retos a los que se enfrentan las mujeres emprendedoras es la falta de capacitación y red de contactos, por lo que se han concentrado en brindar este tipo de apoyos.

https://mba.americaeconomia.com/articulos/notas/mujeres-emprendedoras-se-requiere-un-cambio-de-chip-cultural

Share.