miércoles, mayo 15

Henkel García: La economía local agoniza por malas decisiones

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Henkel García es en la actualidad uno de los más avezados analistas financieros del país. No es economista de profesión, se graduó de ingeniero químico en la Universidad Simón Bolívar pero luego de arduo trabajo y dedicación al área financiera es instructor y analista, socio director de la firma Econométrica. Su visión como magíster en Administración (MBA), Mención Finanzas, producto de sus estudios en la Universidad Metropolitana y en el IESA, lo convierten en una fuente a la que hay que escuchar cuando advierte que la “economía venezolana está agonizando”  y no hay la disposición en las autoridades para  imponer los correctivos que permitan sanar los daños de una conducción equivocada.

¿Por qué considera usted que la economía nacional agoniza?

De continuar la misma tendencia que hay en la actualidad en lo económico, el cierre de empresas que vamos  a ver durante  las próximas semanas será masivo.  Es una situación muy compleja, se lo hemos advertido a los empresarios desde el último trimestre del año pasado cuando vimos que el Plan de Recuperación Económica era contractivo. El número de empresas que es inviable financieramente de seguir esta tendencia es asombroso, no tienes idea. No hay empresa que hayamos consultado que no muestre preocupación porque entienden que esa es su realidad. De continuar la tendencia actual su operación está bastante cuestionada. Todo el mundo está esperando  saber qué se debe hacer, delineando un Plan B, pero también como en lo político hay una esperanza están atentos y pendientes sobre si hay un posible cambio que abra las puertas hacia una recuperación económica. Sin duda, la situación es bastante preocupante.

Expertos advierten que el sistema bancario atraviesa una coyuntura bastante comprometida que podría terminar en el colapso del sector al menos en seis meses ¿comparte esa visión? ¿Cómo calibra la situación de la banca nacional?

No veo un problema como el de 1994 (pasada crisis bancaria)  que era de insolvencia. Era un tema patrimonial muy limitado. El Gobierno tomó decisiones importantes por el Plan de Recuperación Económica (agosto 2018) Las dos medidas para mí  más relevantes y de mayor impacto que promulgaron en el momento, fueron el aumento que fue de ochenta veces el salario mínimo y el ingreso básico cerca de 35 veces, eso tuvo un impacto tremendo en los costos de las empresas que también se tradujo en los precios. La aceleración de la inflación que vimos en septiembre del año pasado fue producto de esta medida en específico. De la mano de esa medida, el Gobierno también implementó una política de encajes que en su momento  era subir el encaje legal e implementar la figura del encaje especial que hoy ya no existe y que fue sustituido por el encaje marginal. Estas medidas lo que buscan es restringir las ofertas de crédito, cosa que han logrado. Tuvimos esa combinación de aumento de sueldo vía decreto  y de restricción monetaria, ellos lo que buscaban era tratar de mejorar el poder de compra  de la gente por esta vía, cosa que obviamente no lograron pero el impacto de falta de financiamiento de las empresas sí ha hecho que buena parte de ellas o hayan cerrado o hayan disminuido sus niveles de gastos. Estas dos decisiones al final desembocan en una economía más pequeña que fue lo que finalmente ocurrió y ocurre.  Sobre todo a finales del trimestre pasado cuando la aceleración de la contracción económica se dio por este aspecto.  Esta falta de financiamiento tiene un impacto tremendo en las empresas, claro, destruiste buena parte de lo que quedaba en pie … se pueden anotar un logro que es el estancamiento temporal de los precios del tipo de cambio pero el costo fue altísimo, el de una economía más pequeña, mucho más pequeña de lo que se tenía, que al final se traduce en una calidad de vida mucho más precaria que es el punto en el que nos encontramos ahora.

Por el otro lado yo no veo, hoy por hoy una estatización de la banca. Creo que no es necesario, la banca tiene un tamaño tan pequeño que no hace falta ni estatizarla. No tiene mayor sentido y menos cuando tienes tantos problemas en otros frentes. Yo creo que sobre todo  hay bancos, un banco específico,  el de España, yo no veo (al Ejecutivo) complicándose el panorama político internacional por estatizar algo que prácticamente no tiene mayor impacto en el corto plazo.

¿Cuáles son las medidas que a su juicio contribuirían a reducir la presión sobre el sector financiero?

La única medida que puede tomar  el Gobierno para no solo aliviar la parte del sector financiero, sino también la misma crisis económica es dar una válvula de escape a todo esto de la restricción monetaria, es decir empezar a flexibilizar toda la política de encaje legal. Eso permitiría un mayor financiamiento, que la banca se expandiera nominalmente y quizás también en términos reales. Esto posibilitaría además que ese financiamiento llegue a las empresas y aligerar buena parte de la carga financiera que tienen estas hoy en día. Esa es para mí la medida que podría tomar el Gobierno, repito, no solamente para aliviar la presión no solamente del sector financiero sino también de la economía en general.

En torno a la recomendación de García, es importante destacar que el jueves 25 de abril, la Asociación Bancaria de Venezuela (ABV) solicitó al Banco Central de Venezuela flexibilizar su política de encaje legal debido a que está ocasionando una «severa restricción de la liquidez bancaria», lo que impide la entrega de créditos, así como «la provisión de servicios transaccionales».

¿Cómo podría el sector productivo enfrentar ese escenario, puesto que al parecer no hay una disposición gubernamental de volcar la estrategia a resolver los problemas reales de la economía?

El sector productivo tiene muy poco margen de maniobra. Aquí hay un concepto bastante heterodoxo pero que lo estamos compartiendo con las empresas y es que hoy  hay una convivencia de liquidez en bolívares y liquidez en dólares. El empresario tiene que abrirse a la posibilidad de recibir dólares como mecanismo de pago porque así se estaría abriendo a lo que es una realidad en Venezuela.  Si se cierra a recibir pagos en dólares se estaría negando a posibles ventas que pudiera hacer. Deben recortar gastos para tratar de comprar tiempo, claro que después de seis años de recesión  hacerlo  es difícil porque ya se ha recortado todo lo que puede recortar. Sí, el margen de maniobra que tiene hoy la empresa venezolana muy limitado.

El  24 de este mes, el BCV anunció que mantendrá en Bs 5.200 la cotización del dólar Dicom, ¿cuáles son las repercusiones de este tipo de medidas en el mercado cambiario?

Eso habla del reconocimiento de lo que ya venía ocurriendo entre el Dicom y el paralelo. Se trata de una política intencional  de llevar el tipo oficial, el que se publica de las subastas Dicom, hacia el tipo de cambio paralelo. Eso por supuesto incentiva a que las empresas oferten más por  vía del Dicom y que no se vayan al paralelo, entendiendo que el oficial  tiene todo el soporte legal de las operaciones cambiarias.  Entonces eso más o menos es lo que intuyo,  la estrategia es vamos a llevarlo a tasa cercana al paralelo, así creo un incentivo para que la gente oferte a través del Sistema.  Claro, viene un momento en extremo extraño o con un time in bastante errado porque el Banco Central de Venezuela flexibiliza  pero las sanciones y muy pocas divisas para ofertar hacen que esta medida no tenga el impacto que se hubiese registrado en otro escenario.

http://www.2001.com.ve/en-la-agenda/205922/henkel-garcia–la-economia-local-agoniza-por-malas-decisiones.html

Share.