Domingo, noviembre 18

ESTOS ERRORES PUEDEN DEJARTE FUERA DEL MBA

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Tener dificultades para compartir historias personales y no saber explicar la contribución del alumno al programa pueden suponer un problema, señalan responsables de admisión de las escuelas.

Tener una trayectoria académica y laboral destacada ayuda en la admisión a una maestría de administración de negocios (MBA), pero no es lo único. El perfil más atractivo puede derrumbarse por errores en los ensayos de aplicación y en los CV, advierten responsables de admisión en escuelas de negocios.

“Por formación, muchas personas no saben cómo contar una historia personal, les parece raro hacerlo o lo consideran irrelevante. Pero resulta que a las escuelas les interesa conocer esas historias, no solo datos académicos”, ejemplifica Stacy Blackman, directora de la firma homónima de consultoría para ingresar a programas de negocios, establecida en Estados Unidos.

Cuando José Carlos Elizondo aplicó para el MBA, en la Universidad del Sur de California, se topó con el hecho de no saber cómo presentarse. “Para mí redactar cosas personales y compartirlas con quienes no conoces lo hace muy difícil”, dice.

En su opinión, los ensayos deben tener “una chispa” que permita al responsable de admisión encontrar en el candidato al programa algo excepcional. “Aquello que te haga diferente a los miles que aplican a un mismo MBA”, señala. Ese valor agregado no se explota si no se eligen ejemplos de vivencias personales y se ponen en términos de aprendizajes y resultados conseguidos. “Repetir lo que crees que es bueno para la escuela, porque lo leíste en la página, no funciona”, agrega Elizondo.

Tannia Martínez, director de Be International, firma que asesora a mexicanos sobre estudios en el extranjero, encuentra en esa falta de diferenciación un error que puede dejar fuera a los aspirantes, en especial cuando se tiene en la mira escuelas de negocios consideradas top. “En estos casos tienden a ser más selectivas y son escrupulosas ante solicitantes que, de entrada, tienen características similares, como un sólido antecedente académico, buenos puntajes en exámenes”.

Hablar sobre qué dirección tomaría tu liderazgo tras el MBA, pero explicando en qué consiste esa forma de ser líder y por qué tu perfil hace bien a la escuela, ayuda destacarse, señala Martínez.

Atención a los errores

os especialistas consultados señalan cuáles son los principales puntos a los que un candidato debe prestar atención:

1. Si te gusta una escuela, explica por qué. Los directores de admisión consideran que un error recurrente en una aplicación y la entrevista es no tener claridad al exponer el interés por el programa y la escuela. “No se conoce bien a la escuela elegida, se termina respondiendo de manera confusa y tampoco hay claridad sobre qué harán al finalizar la maestría. Esa poca personalidad impacta en la entrevista de admisión”, cita en su sitio de admisiones la escuela de negocios del Georgia Institute of Technology, en Atlanta Estados Unidos.

2. EL CV también importa. Darla Moore School of Business, la escuela de la Universidad de Sur Carolina, en Estados Unidos, refiere esta situación desde el área de admisiones: muchos de los aplicantes presentan el currículo y ensayo con errores ortográficos y mala redacción. Para que los directores de admisión tomen en serio al aplicante es importante que previo al envío del documento la persona se apoye con algún egresado del programa y/o asesores en temas de redacción, para garantizar que las ideas están correctamente escritas.

3. Cuidado con el idioma. Es común en las escuelas de negocios solicitar al aspirante una carta de recomendación, para que otras personas detallen los logros en términos de liderazgo, desarrollo profesional e impacto en el área de trabajo. Ayuda que el pre MBA guíe a la persona sobre qué anécdotas y temas se pueden destacar y cómo hacerlo en forma adecuada en inglés, idioma que predomina en los programas de negocios.

“La capacidad de comunicarse en forma fluida en inglés no es negociable en los mejores programas. Por ello algunas escuelas introdujeron en el proceso de admisión video entrevistas para valorar, con otras herramientas, la comodidad del candidato con el idioma”, indica Tannia Ramírez. Agrega que el dominio de otro idioma es más que un requisito, es una forma de decir que el candidato se siente cómodo trabajando con otras culturas, en un ámbito global.

4. ¿Y el GMAT? Para ingresar al MBA, se requiere hacer el GMAT, la evaluación estandarizada que mide la capacidad verbal y matemática de un candidato para cursar el programa. En escuelas de América Latina se puede pedir el PAEP (Prueba de Admisión a Estudios de Posgrado), desarrollado por el Tecnológico de Monterrey.

El puntaje en las pruebas no es la evaluación final: importa, pero en muchos casos no es definitiva para quedarse, señala Peter Von Loesecke, director general de The MBA Tour, evento en el que aspirantes a la maestría se reúnen con representantes de escuelas de todo el mundo y que llegará a la Ciudad de México el 3 de marzo. Hay alumnos aceptados con puntaje bajo (menos de 600) que demuestran su nivel de competencia en otras acciones, como las entrevistas y los ensayos.

https://expansion.mx/carrera/2018/02/19/estos-errores-pueden-dejarte-fuera-del-mba

Share.