miércoles, enero 16

ESIC, los MBA que te hacen la vida ‘incómoda’

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Realizar un MBA supone no solo una gran inversión financiera, también de valores y de tiempo, por lo que deberemos tener en cuenta un serie de factores antes de elegir cuál realizamos

Un MBA es una inversión personal que requiere varios tipos de análisis del retorno de la inversión: desde la financiera hasta la más cultural y de valores. «Imagínate que vas a invertir más de 20.000 € al proyecto y además vas a dedicar más de 2.000 horas al mismo. Lo traduzco: ¿quizás la mitad de tu sueldo anual, o un tercio del mismo? ¿y casi el mismo tiempo que dedicas a dormir durante un año? Además, tienes, si estás trabajando, que compatibilizarlo con tu equipo, con tu jefe, tus clientes y tus objetivos. Y si tienes familia con tus hijos y pareja. Este proyecto de emprendizaje personal, así de intenso, así de complejo y exigente, esto es un MBA», afirma Carlos González, profesor de MBA de ESIC.

«No se realizan, normalmente, inversiones de este calado más de una vez en la vida», reconoce González. «Un MBA es un proceso de desarrollo personal que requiere asegurar la decisión en el marco de nuestro plan estratégico profesional. Por eso y desde esta perspectiva, como emprendedor -en este caso de la propia transformación personal y profesional- uno tiene que preguntarse qué retorno exigir a la inversión. ¿Buenos profesores? ¿Buen networking? ¿Buena imagen del master en el mercado? Creo que mucho más…».

«Dado el esfuerzo inversor a realizar, económico y personal, trataría de garantizar la inversión asegurando que para todos estos factores la respuesta fuera la que tu buscas. Pero, si se me permite, añadiría un décimo factor. Busca un MBA que te haga la vida incómoda», comenta el profesor de ESIC. «Me explico. El poder transformador está directamente relacionado con la exigencia del reto, de la experiencia a la que uno se tiene que enfrentar. Por eso lo de incómoda. Pídele a tu MBA que te dé mucho trabajo entre sesión y sesión –de estudio, de reflexión de trabajo en equipo-; que te evalúe continuamente –con exámenes semanales, trabajos semanales, presentaciones semanales… como ocurre en la vida profesional real; pídele que además de todo lo anterior también te plantee varios proyectos en simultaneo, con entregas a medio plazo, que te rete a trabajar con varios equipos, en temas distintos, simultáneamente; y pídele que te asigne un tutor que sea duro y exigente contigo a la vez que cercano y ejemplo de cómo abordar la vida directiva», recalca.

Y sin duda una buena opción para realizarlo es ESIC Business & Marketing School en la Cámara de Comercio de Bilbao, que ha obtenido la acreditación AMBA que otorga la Association of MBAs, la cual reconoce la calidad, la innovación metodológica y la excelencia de sus cuatro programas MBA. «La Escuela de negocios entra a formar parte de las más prestigiosas instituciones educativas pues solo poseen esta acreditación el 2% a nivel internacional», confirma González. «Si vas a hacer esta inversión tan exigente, apuesta por la incomodidad».

Criterios a tener en cuenta para hacer un MBA

1. El Diseño del programa: es la base. ¿Qué vas a aprender, descubrir, experimentar, cuestionar…?

2. La Metodología: es la esencia del programa. Cómo vamos a transformarnos. ¿Desde la experiencia directa y el cuestionamiento propio o desde una posición de aprendiz tradicional y pasiva?

3. El Claustro: tus guías en esta travesía. ¿Cuál es su estilo, su experiencia, su vocación, su marca…? Son transmisores de conocimiento o personas que van a llevarte más allá de tus propias zonas de confort.

4. La Tecnología de aprendizaje: los recursos con los que cuenta la escuela de negocios para ayudarte a crecer. Desde qué fondo documental (artículos, libros, casos… pone a tu disposición) hasta que software y aplicaciones utiliza para crear una comunidad de aprendizaje.

5. El Contexto de aprendizaje: o, por llamarlo de otra forma, el medio. Aulas, salas de reuniones físicas o virtuales, la cafetería… que facilite un espacio de convivencia e intercambio dado que vas a trabajar muchas horas en esa Escuela.

6. La Digitalización de la Escuela: ¿hablan de lo digital o son digitales como organización? ¿se trata de una “asignatura” o lo digital forma parte de su estilo de aprendizaje y de su syllabus?

7. La Cultura: los valores y estilos de relación que se proponen en la Escuela de Negocios. ¿qué modelo ético se propone en el MBA, qué estilo de empresas se promueven desde la escuela?

8. El Alumni: es decir, que hay más allá del acto de graduación una vez termine. ¿Se fomentan las relaciones y se siguen fomentando las actividades de reciclaje una vez terminado el programa? ¿Se crea una auténtica comunidad profesional con los alumnos ya graduados?

9. La cercanía a la Empresa: o, dicho de otra forma, ¿la escuela está imbricada en la realidad de las empresas? Mantiene proyectos abiertos de consultoría, formación o investigación con ellas.

https://www.elcorreo.com/bizkaia/esic-vida-incomoda-20180614131949-nt.html

Share.