Lunes, noviembre 19

¿Es posible aprender habilidades blandas a través de videojuegos?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Más de 10.000 personas en México han mejorado en el trabajo con videojuegos de Gamelearn. Las capacitaciones más solicitadas son las de liderazgo, negociación y productividad personal.

Imagínate que viajas en un avión a Tailandia para ayudar a damnificados de un tsunami y que la aeronave se desploma, dejando a los sobrevivientes varados en una isla en medio del océano pacífico ¿Qué harías para salir? Pacific es un videojuego en el que buscas una solución a este problema. Gamelearn ha diseñado cuatro videojuegos para capacitar a los colaboradores de una empresa en habilidades blandas.

“Un personaje, el usuario que dirige la capacitación, es designado como líder. El objetivo de Pacific es que en el menor tiempo posible los participantes construyan un globo aerostático para poder escapar de la isla. El juego te enseña cómo delegar tareas, solucionar conflictos de equipo o definir objetivos. Para construir el globo tienes que poner en práctica habilidades de liderazgo”, explica Omar Larriva, gerente de Desarrollo de Negocios de Gamelearn.

Precio de la licencia

Pacific es una capacitación para habilidades de liderazgo; Navieros, para negociación; Triskelion, para productividad personal (gestionar, planificar y administrar tu tiempo) y 2100, para servicios de atención al cliente.

El tiempo máximo en el que se termina una historia son 10 horas. Pero no son continuas, los colaboradores pueden destinar el tiempo que tengan libre en el día hasta terminarla. “El objetivo es terminar la historia porque es un medio para capacitarte al cien por ciento en las habilidades que contempla el curso”, comenta Larriva.

La licencia de un videojuego tiene un costo aproximado de 200 dólares (38,000 pesos), pero dependiendo de la cantidad de permisos que se adquieren, los costos disminuyen. Una licencia equivale a un usuario; es decir, un curso para una persona. Entre más licencias se adquieren, menor es el costo.

El Game-Based Learning es enseñanza mediante videojuegos. Suele confundirse con la gamificación, pero esta última son las mecánicas del videojuego para atrapar al usuario (historias, niveles o premios).

Tasa de abandono muy baja

Gamelearn es una empresa española que lleva siete años en el mercado mexicano y cuenta con un cartera de unos  200 clientes.  Más de 10 mil empleados en México se han capacitado bajo este esquema. La tasa de abandono es muy baja: 94 de cada 100 personas terminan cada capacitación, según una muestra realizada por la propia empresa.

“Las habilidades blandas más complicadas de desarrollar son autoconfianza, autocontrol, búsqueda de conocimiento y planificación porque en muchas ocasiones las personas no reconocen que tienen un área de oportunidad en esas habilidades. Sin embargo, cuando las personas se capacitan en estas competencias,  mejora el ambiente laboral y su entorno personal. Tenemos personas que nos han comentado que después de seguir un curso, mejora la relación con su pareja y familia”, apunta Larriva.

Las habilidades blandas son importantes, independientemente del puesto. “En México hay pocos programas de estudios en los que te enseñen competencias blandas como: negociación, planificación o tolerancia a la presión”, dice Larriva.

Aprender desde cualquier lugar

“Elegir un diseño de un globo aerostático es una decisión de peso. Trasladándolo al mundo laboral, es como elegir un modelo de negocio. Es en esa parte del videojuego donde se refleja la autoconfianza, al momento de tomar una decisión”, ejemplifica.

Las capacitaciones en liderazgo, negociación y productividad personal son las que más piden las empresas mexicanas. La plataforma es en línea, por lo que un colaborador puede jugar desde cualquier computadora o dispositivo móvil.  Solo necesita una conexión de internet.

“No se gana o se pierde. Lo importante de estos videojuegos es que la gente aprenda. Aquí el ganador o perdedor se mide por cuánto aprendieron. Las personas compiten sanamente en tiempo real”, apunta el gerente de Desarrollo de Negocios de Gamelearn.

La compañía aeréa Interjet considera que estos videojuegos son ideales para desarrollar las habilidades blandas, aunque para la parte técnica las capacitaciones presenciales son la mejor alternativa.

Interjet: capacitación en liderazago para 40 gerentes

Interjet implementará un programa piloto con la capacitación en liderazgo para 40 gerentes. En 2019 la capacitación será para directiva, gerencias no operativas (mercadotecnia, ventas, tecnologías de la información) y jefaturas.

“Nos llamó la atención por la facilidad para implementarlo y por la cantidad de competencias que desarrollan los colaboradores cuando lo juegan”, afirma Jaime Zapata, gerente de Capacitación y Desarrollo de Interjet.

“Lo innovador que tiene el videojuego son los estímulos para continuar jugando, la retroalimentación que te da y los premios por los logros que obtienes. De esta manera, los conocimientos que obtiene un colaborador los puede aplicar inmediatamente en una situación igual o similar en su puesto de trabajo”, confirma el ejecutivo.

Disminuir costes de capacitación

Interjet espera que con estos videojuegos sus gerentes tengan presentes las competencias de un buen líder: adaptación al cambio, saber trabajar en equipo y transmitir la cultura organizacional a sus colaboradores.

“Nos disminuye la inversión en capacitaciones porque los colaboradores llevan el curso desde su ciudad y no se tienen que desplazar a la Ciudad de México. Movilizar a un gerente a la capital del país implica gasto en hospedaje, alimentos y uno que no es cuantificable: que no esté en su lugar de trabajo hasta por cinco días que puede durar una capacitación presencial”, apunta Zapata.

Netshoes, firma brasileña de comercio electrónico, ha capacitado a 25 colaboradores en México con los cursos de atención a clientes y negociación. Estos cursos han servido para que sus colaboradores identifiquen las necesidades de los clientes y lleguen a una solución de conflictos.

Acortar tiempos de aprendizaje

“La ventaja que vimos es que los colaboradores avanzan a su ritmo. Dimos alrededor de tres semanas para que tomaran el curso. En sus momentos libres y desde su casa se conectaban para tomar el curso”, explica Héctor González, jefe de Recursos Humanos de Netshoes México.

Los costos directos son similares a una capacitación presencial, pero el ahorro de tiempo es la mayor ganancia tanto para la empresa como para los colaboradores, comenta González.

La negociación es una de las habilidades más complicadas de desarrollar y en las que más ha abonado la implementación de los videojuegos. “Al principio, nuestro call center era exclusivo de atención a clientes, no hacía ventas. Este año se involucraron en ventas, las capacitaciones nos ayudaron a que los colaboradores perdieran el miedo a ofrecer un producto”, afirma el jefe de recursos humanos de Netshoes México.

Los millennials no se aburren

En México, Netshoes México tiene unos 100 colaboradores, de los cuales más de 90 son millennials.  Para la empresa, fue todo un reto encontrar capacitaciones dinámicas.

“El hecho de que tengamos una plantilla muy joven, una capacitación tradicional los llevaría al aburrimiento y nadie pondría atención. Por eso buscamos capacitaciones más dinámicas, para que la gente con la experiencia pueda aprender mejor y aplicarlo en su trabajo”, comenta Héctor González.

Implementar este tipo de capacitaciones es fácil, pero González recomienda que antes de hacerlo, la empresa tenga claro qué tipo de habilidades quiere que desarrollen sus colaboradores y a quiénes dirigirá el curso. De lo contrario,  la capacitación se convierte en otro juego.

https://mba.americaeconomia.com/articulos/reportajes/es-posible-aprender-habilidades-blandas-traves-de-videojuegos

 

Share.