Domingo, noviembre 18

El valor añadido de un MBA en la dirección de un negocio

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

¿Por qué es importante un MBA para dirigir un negocio?

Las siglas MBA responden a las palabras Master of Business Administration. Un curso de posgrado que está dirigido especialmente a aquellos titulados universitarios que quieren desarrollar su labor en el mundo empresarial. En el caso de España, la oferta de MBA se centra especialmente en las escuelas de negocios.

 

Pero, ¿por qué resulta tan interesante cursar un MBA? A grandes rasgos, estudiar un MBA supone conocer las herramientas y las técnicas más novedosas para dirigir y/o gestionar una empresa o un negocio. Pero, además de las competencias que se adquieren, se obtiene una visión global de la empresa para ser capaz de diseñar estrategias que tengan éxito y así incrementar las ventas.

 

En cierta manera, se puede decir que en los últimos años cursar un MBA ha pasado de ser una opción exclusiva de los altos ejecutivos a convertirse en un requisito indispensable para cualquier profesional que quiera desenvolverse en el ámbito empresarial. Un MBA Executive, por ejemplo, es sinónimo de múltiples beneficios tanto a nivel profesional como personal.

 

Cursar un MBA reporta beneficios profesionales y personales

Lo cierto es que en la actualidad hacer un MBA ya no solo reporta beneficios profesionales para dirigir un negocio o cualquier equipo de trabajo en una empresa. Ahora también los MBA enfocan sus herramientas y sus técnicas en el crecimiento personal de cada profesional con el fin de ofrecer las habilidades sociales necesarias para la gestión empresarial actual.

 

Unas técnicas y herramientas que se traducen en estas capacidades que, a la postre, son las que suelen solicitar las grandes empresas actuales:

 

  • Capacidad para trabajar y liderar un equipo de trabajo
  • Controlar la gestión del tiempo y disponer de las habilidades para priorizar proyectos, acciones y tareas
  • Capacidad para resolver problemas complejos (gestión de crisis) o disponer de las soluciones antes de que surja el problema
  • Disponer de una amplia red de contactos y posibilidad de ampliarla
  • Habilidades para poder enseñar al resto sus capacidades
  • Saber adaptar el negocio a la era digital
  • Capacidad para dirigir previsiones financieras y crear estrategias de éxito

 

Está claro que estudiar un MBA brinda al alumno un elemento muy importante a añadir en su currículum. En la actualidad, muchas empresas valoran muy positivamente tener este título. Un reconocimiento que se materializa con un mejor puesto de trabajo, mayores posibilidades de promoción interna, acceso a puestos elevados en la compañía, etc.

 

Teoría y práctica: pilares fundamentales en un MBA

Pero al mismo tiempo, un MBA es un máster esencial para dirigir una empresa de calidad en el que la teoría y la práctica son pilares fundamentales. Los conocimientos que se adquieren aquí son relativos a las diferentes áreas de negocio de cualquier empresa actual del mercado.

 

No en vano, se tratan temas que abarcan entre otros desde la contabilidad y las finanzas hasta la fiscalidad y las relaciones laborales, pasando por el marketing, la gestión internacional, los recursos humanos, las operaciones y la logística, la capacidad de liderazgo, etc.

 

A su vez, es de suma importancia señalar que las escuelas de negocios y universidades que imparten los MBA suelen ofrecer prácticas en empresas de alto nivel. La práctica es de gran trascendencia, ya que los alumnos se enfrentarán a casos prácticos completamente reales.

 

Será ahí donde tendrán que poner sobre la mesa todos los conocimientos adquiridos. Se tratará, sin duda, de la mejor manera de poner en práctica las herramientas y las técnicas aprendidas en el MBA para tomar las decisiones más importantes en el devenir de la empresa o el negocio.

 

¿Cursar un MBA solo para obtener un empleo?

Muchas organizaciones corporativas exigen disponer la titulación de un MBA a la hora de dirigir un departamento de alta responsabilidad, un equipo de trabajo o la propia empresa y/o negocio. Según las últimas estimaciones, más del 90% de los matriculados en algún MBA de las mejores escuelas de negocios españolas encuentran un puesto de trabajo.

 

También hay que tener en cuenta que ninguna escuela de negocio garantiza un puesto de trabajo al inscribirse en un MBA. No obstante, es una herramienta de calidad diferencial para encontrar un puesto con responsabilidad en los sectores más competitivos del mercado actual.

 

Pero las perspectivas de empleo y el sueldo no deben ser los motivos principales para realizar un MBA. Los grandes protagonistas han de ser la mayor capacitación y consecución de habilidades para precisamente desempeñar el empleo. Un MBA lo que brinda al profesional son las capacidades de liderazgo en la administración de una empresa o un departamento.

 

La formación que se adquiere en un MBA ha de ser capaz de desarrollar las habilidades del profesional, hasta el punto de otorgarle una capacidad resolutiva ante situaciones y decisiones comprometidas. En resumidas cuentas, adquirir un mayor valor como profesional para la empresa o el negocio en cuestión.

 

En resumen, al realizar un MBA cualquier profesional tiene la posibilidad de analizar situaciones de la vida real mediante casos prácticos. Estos últimos permitirán al alumno aplicar los conocimientos adquiridos y así desenvolverse en esas situaciones que están a la orden del día en cualquier empresa.

 

Las técnicas y herramientas que se aprenden en un MBA ayudarán al profesional a aplicar diferentes fórmulas y tener la posibilidad de pensar en estrategias de éxito para incrementar las ventas y desmarcarse de la competencia.

Fuente: http://diariofinanciero.com/el-valor-anadido-de-un-mba-en-la-direccion-de-un-negocio/

Share.