martes, mayo 14

Director académico del Executive MBA Latam de UAI

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

“Buscamos que nuestros alumnos sean capaces de transformar organizaciones”

De acuerdo a Ricardo Úbeda, el nuevo programa de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI) se enfoca principalmente en América Latina como bloque económico y lugar donde desarrollar carreras y nuevos negocios.

La Escuela de Negocios de la chilena Universidad Adolfo Ibáñez (UAI) lanzó el Executive MBA Latam (EMBA Latam), que dará inicio en septiembre de 2019. Durante 12 meses, se espera que profesionales de la región con más cinco años en posiciones gerenciales desarrollen su carrera y puedan expandirse hacia nuevos países. 

“Queremos contar con alumnos de toda la región, apostando fuertemente por la diversidad. Adicionalmente, esperamos en un futuro próximo que ejecutivos europeos, asiáticos, norteamericanos o de cualquier otra región que deban desarrollar su carrera en Latinoamérica, vean nuestro programa como el mejor recurso disponible en la región”, explica Ricardo Úbeda, director académico del Executive MBA Latam. 

Para conocer lo que trae este programa, a continuación la entrevista con Ricardo Úbeda:

-¿Cuáles fueron los principales incentivos para lanzar este nuevo MBA?

Hay tres incentivos principales. El primero es estratégico, el segundo más propio de la evolución de la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez, y el tercero tiene que ver con la vocación innovadora e internacional de la UAI.

Leer más: http://mexicomba.com/edgar-manuel-mendez-montoya-rse/

El incentivo estratégico se basa en que la Escuela de Negocios de la UAI aspira a ser un recurso para el desarrollo de Latinoamérica. Es por esta razón que apuesta por el EMBA Latam, con módulos a desarrollarse en 6 países de la región, abarcando así un amplio y representativo espectro de América Latina.

El segundo incentivo corresponde a la evolución histórica de nuestra Escuela. Durante los últimos 25 años, nuestros MBA’s (IP, EMBA, AMBA y Multinational) han formado a miles de líderes de toda la región latinoamericana. Esto ha llevado a que la Universidad Adolfo Ibáñez cuente con un network conformado por miles de exalumnos en cargos directivos y gerenciales en 15 países.

El tercer incentivo está relacionado con la vocación internacional e innovadora de la UAI. Nuestra Escuela de Negocios es la única en Chile que cuenta con la triple corona de acreditación internacional (AACSB, AMBA y EQUIS). Además, cuenta con un 40% de profesores extranjeros, y un reconocimiento global que le ha permitido posicionarse como número 1 en Latinoamérica según el ranking de América Economía. Con estos antecedentes, crear este programa ha sido casi un paso natural.

-El sistema de rotar por países al estilo Global MBA parece ser exitoso, ¿cuál es el principal atractivo de este programa en comparación con el Multinational y los otros que se desarrollan en Chile?

Los MBA de la UAI ofrecen aprendizaje real para el mundo real. Es por ello que la mejor forma de conocer las oportunidades y desafíos de la región latinoamericana es desplazarse a sus principales economías y ver de primera mano y contado por sus protagonistas qué está sucediendo en la sociedad, en la economía y en los negocios.

Los MBA locales obviamente ponen el foco en el país donde están ubicados y los Multinational, suelen visitar dos a tres continentes, como es el caso del Multinational MBA de la UAI.

El EMBA Latam pone foco en América Latina como bloque económico y como lugar donde desarrollar carreras y nuevos negocios. Esa es la principal diferenciación en cuanto a la ubicación.

-¿Han definido qué países estarán contemplados en el programa y qué foco habrá en cada uno? ¿Cuál será la metodología de enseñanza?

Se visitarán México, Panamá, Colombia, Brasil, Chile y EE.UU. (Miami), por ser un foco de emprendimiento y financiero latinoamericano. Cada país cuenta con ventajas competitivas en diferentes sectores económicos. Por ello, en cada uno de los países, se eligen los sectores e industrias que más pueden aportar al conocimiento de los alumnos. En México, por ejemplo, la manufactura 4.0 en la automoción está avanzando de forma muy marcada, mientras que en Colombia el emprendimiento social es algo remarcable. Por su parte, Panamá cuenta con aspectos relevantes en comercio y finanzas.

En cuanto a la metodología, la Escuela de Negocios quiere ser un pilar para el desarrollo de Latinoamérica. Es por ello que la metodología distingue entre el desarrollo de competencias y las herramientas de gestión.

En cuanto a las competencias, la metodología busca que nuestros alumnos sean capaces de transformar organizaciones. Para ello el foco se basa en la persona, en el autoconocimiento, en saber cómo navegar a través de dilemas éticos, el entender la sostenibilidad como un valor fundamental y en desarrollar habilidades de liderazgo.

En cuanto a las herramientas de gestión, existe una parte online que corresponde a las herramientas de gestión más básicas. A partir de ahí la metodología se basa en el aprendizaje real aplicado al mundo real, a través de discusiones con pares, de proyectos aplicados a la propia organización y de resolución de casos reales sobre los países que se visitan a lo largo del programa.

-Si se trata de un programa blended, ¿cuánto se ha invertido en la educación online de este MBA?

Este programa cuenta con el apoyo de UAI Online, donde la inversión en tecnología y metodologías de aprendizaje fue un esfuerzo notable hace muy pocos años y donde se sigue invirtiendo fuertemente en actualizaciones.

Los alumnos cuentan con módulos presenciales de una semana cada dos meses. Entretanto, hay 8 módulos que son totalmente online y corresponden a la parte más técnica de las materias, de modo que al llegar al módulo presencial en cualquiera de los países, se dedique el tiempo a conocer el país, sus oportunidades y profundizar en lo visto bajo el formato online.

-Muchos ejecutivos buscan diversidad al interior de las salas de clases, ¿de qué manera esperan fomentar esta diversidad?

La diversidad es un tema esencial e irrenunciable, especialmente en este tipo de programa, donde es un valor añadido. Nos preocupa y ocupa gran parte de nuestro tiempo y esfuerzo. Tenemos fijados algunos cupos por país, para equilibrar las nacionalidades de los asistentes, y contamos con algunas becas al mérito académico para favorecer la diversidad. Nos gustaría y esperamos contar con representación de toda Latinoamérica.

-Uno de los temas que a varias escuelas les interesa también consiste en integrar a más mujeres en sus clases, ¿existirán ayudas económicas u otras iniciativas para generar paridad al interior del MBA?

Por supuesto. En Latinoamérica hay una carencia preocupante de mujeres en la alta dirección, que implica una pérdida de talento y con ello de desarrollo.

Este es un tema que como Escuela y programa queremos contribuir a mitigar. Las mujeres que cumplan con los requisitos de admisión cuentan con becas especiales. Ojalá se animen a postular y desde aquí las invito a hacerlo.

-¿De qué manera este programa ayudará a los ejecutivos a tomar mejores decisiones de negocios?

Como cualquier programa MBA de la UAI, queremos formar profesionales capaces de transformar sus empresas y de generar desarrollo en la sociedad. Concretamente, este MBA cuenta con un programa de coaching para el desarrollo de capacidades de liderazgo, un desafío organizacional que el alumno debe desarrollar sobre su propia organización a lo largo del programa, y aprendizaje basado en la realidad de 6 países y junto con los protagonistas de los países que se visitan.

La conexión empresa-academia, el foco en el autococimiento, la “brújula moral” que desarrollamos y las habilidades de liderazgo deben servir para emplear de la mejor forma las herramientas de gestión que se trabajan en el programa y con ello la toma de decisiones.

-En este ámbito, ¿cuáles son los principales retos que enfrentan los directivos de la región o aquellos con foco de negocios en Latam?

Hay algunos transversales a la región, como la desigualdad, la falta de acceso a la salud y educación y la inestabilidad política de algunos países que hacen que los mercados de la región cuenten con oportunidades y desafíos peculiares que no se dan en otros ámbitos geográficos. Hay otros retos más locales, como son la dependencia de negocios basados en recursos naturales o la baja creación de negocios con tecnología y valor añadido.

Los retos más importantes que afrontan los negocios en Latinoamérica son, en mi opinión, transformar organizaciones “extractivas”, en ocasiones “monoproducto” y/o  basadas en mano de obra poco costosa, en organizaciones que generen productos y servicios de alto valor añadido dentro de un contexto de sostenibilidad social y medioambiental.

-Últimamente, hay un foco importante en la innovación y la transformación digital, ¿esto lo incluirán en el programa de MBA?

Sí, por supuesto. Hoy en día la innovación y la digitalización son partes transversales a todas las organizaciones, en ocasiones como mejoras incrementales y en ocasiones como disrupciones que cambian las reglas del mercado y sus competidores.

Este foco no se da aislado, sino que ya forma parte de las materias, casos y proyectos que los alumnos siguen. Son una parte integral y transversal al programa.

https://mba.americaeconomia.com/articulos/entrevistas/director-academico-del-executive-mba-latam-de-uai-buscamos-que-nuestros

Share.