jueves, mayo 16

Coaching, ¿será o no para mí?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

En busca de desarrollarse profesionalmente o por el gusto de incursionar en nuevas áreas, muchas personas descubren en el coaching otra alternativa a su trabajo.

En busca de ampliar la carrera o por inquietud vocacional, muchas personas descubren que necesitan hacer otras cosas, ya sea profesionalizar un hobbie o estudiar otra carrera, dándole un vuelco a su vida.

Aunque salir de la zona de confort no es fácil y habrá personas a las que se les dará mejor que a otras, la sensación de hacer algo que los motive de verdad seguirá incomodándolos hasta que sí o sí se verán probando algo distinto.

El coaching, por ejemplo, es el rumbo que muchos profesionales toman. Si bien eran los psicólogos quienes se certificaban como entrenadores en un principio, hace bastante tiempo que otros profesionales están incursionando en este tema. Algunas son personas que quieren mejorar sus habilidades, pero también hay un grupo que pertenece a las empresas y lo utiliza para gestionar equipos.

En resumen, mucho se inscriben para “establecer una comunicación más asertiva y generar estrategias de cambio positivo dentro de lo que es la gestión del capital humano”, dice Marcelo Pinto, entrenador de consultores y formador de equipos directivos en Human Performance Institute (HPI). 

Por otra parte, explica Pinto, “hemos visto también que la disciplina se ha expandido no sólo al ámbito organizacional sino que hoy también se establecen en contexto de escenario asociado a salud, educación, deporte, arte o el ámbito artístico, por lo tanto, también hace mucho más heterogéneo los requisitos o las formaciones que las personas tienen al momento de elegir la certificación”.

Tras entender si se tiene el perfil para dedicarse a esto, muchos se preguntarán cómo lanzarse a realizar sesiones de coaching. La experiencia, metodología y certificaciones suelen ser aspectos a observar cuando se busca un coachee, pero es posible empezar a ejercer desde que se obtiene la certificación. Eso sí, aclara Pinto, el nivel está asociado a metas personales y no necesariamente a un ámbito ejecutivo u organizacional o a un ámbito de coaching de equipo, que están más relacionados con lo laboral.

“Por lo tanto, puede empezar a hacer sesiones de coaching con una certificación inicial, pero el llevarlo a cabo en un contexto organizacional requiere de una especialización”, dice el psicólogo.

 Pero, ¿cómo ser un buen coach? Para Pinto, todo lo que se necesita es ejecutar la metodología con rigurosidad, con ética y con profesionalismo.

Y para esto, la persona debe hacer preguntas. “Es la metodología principal que se aplica como estrategia de logro dentro de sesiones coaching. Las preguntas deben ser movilizadoras para que le permitan al coach establecer mejores respuestas dentro de sí mismo y hacerlas conscientes para que el proceso esté alineado también con el sentido que la persona tiene respecto a su vida”.

Tips para elegir dónde estudiar

Tras tomar la decisión de formarse en el coaching, llega otra importante interrogante: ¿dónde estudiar? Dada la enorme oferta de instituciones, no son pocos los que no tienen claro en qué fijarse, sobre todo cuando recién se empieza. Para esto, la recomendación en general es elegir instituciones con experiencia en el ámbito académico, donde se pueda dar cuenta de personas que se han certificado.

Pinto comparte otros puntos que se deben considerar:

  • Experiencia de los entrenadores. Hay coachee que tienen una muy buena formación y que además ejecutan y que son practicantes de la disciplina pueden dar mejores garantías de excelencia. Y es conveniente comprobar a través de sus “horas de vuelo” cuáles son efectivamente sus pergaminos para estar enseñando. 
  • Modalidad de enseñanza:Si bien no es excluyente que esta sea de manera presencial, es muy importante poder contar con un feedback y con una práctica continua que otorgue el espacio de estudio para poder ir desarrollando estas habilidades que se van adquiriendo en una certificación como coaching. Por ello, es muy importante contar con espacios, estructuras y condiciones adecuadas que permitan estar concentrado y establecer un mejor proceso de aprendizaje y práctica continua.
  • Modelo de coaching, para lo que se aconseja focalizarse en las necesidades propias y ver qué modelo se adapta mejor a sus características.
  • Tipo de certificaciones se pueden obtener a partir del estudio de una disciplina. De alguna manera, esto es una carta de garantía de que las personas tienen la formación adecuada y además están orientados a poder tener una mejora continua en términos de aprendizajes y de habilidades, lo que permite tener mejores progresos dentro de las personas que contratan el servicio. 

https://mba.americaeconomia.com/articulos/reportajes/coaching-sera-o-no-para-mi

Share.