Miércoles, noviembre 21

Chile en I+D: amenazas y desafíos

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Si en unos años más la cultura de los chilenos en innovación no cambia, dejarán de ser competitivos, las más afectadas serán las pequeñas y medianas empresas. adaptarse y desaparecerán.

A partir de los datos entregados por el Foro Económico Mundial, Chile se encuentra como el más competitivo de América Latina, pero con una gran deuda en innovación, lo que a vista de expertos podría generar una serie de amenazas y desafíos, afectando directamente a las nuevas generaciones que se enfrentarán a la revolución tecnológica que ya está cambiando el sistema de las empresas.

¿Cómo se puede explicar que un país sea competitivo y que al mismo tiempo invierta poco en innovación? En palabras de Patricio Jarpa, gerente general de Nanotec Chile, tal cuestionamiento tiene que ver con que, “somos competitivos en materias que tienen que ver con nuestra economía y con otros indicadores que más bien ya están en desarrollo. Entonces, en ese sentido desde hace tiempo viene estable, con buenas políticas y regulaciones que incentiva a la inversión extranjera y por ende genera movimiento”, explicó.

Sin embargo, el experto en innovación se refirió al porqué del bajo índice en una de las materias en que los países desarrollados están concentrados en implementar y así subsistir.

“Lo que pasa es que falta una cultura de innovación, de tener las ganas, entendiendo que no es algo que brinde frutos al corto plazo, sino al largo y mediano con suerte. Cuando los chilenos piensan en inversión aún esperan proyectos asegurados y eso no es innovación”,
comentó.

A pesar de las iniciativas del Gobierno, y de los programas de innovación que entrega Corfo, las Pymes son las que más desafíos tienen a futuro, debido a su limitación en recursos.

“El problema es que donde más progreso se puede generar son en las pequeñas y medianas entidades, pero no son capaces de contratar personas para innovar, por lo que el gobierno debería dar apoyo y soporte externo, recomendó.

Si el país en unos años más sigue en los mismos índices en materia l+D, según el análisis de Patricio Jarpa, las instituciones dejarán de ser competitivas y en segundo lugar, las generaciones futuras no tendrán progreso y desarrollo. Y a reglón seguido, el gerente general de Nanotec afirmó que todas las instituciones están con una latente amenaza, “si no se ponen competitivas en lo que se encuentran débiles van a dejar de existir. Lo que Chile debe hacer es generar innovación sobre todo utilizando sus materias primas que son muchas y deberíamos trabajarlas en un grado muy alto”, finalizó.

Por su parte, Alexander Theis, CEO de Tink, entidad que busca incrementar ventas a través de la automatización de referidos (por redes sociales), afirmó que “está área de trabajo es la gran falencia de las empresas chilenas”.

Sin embargo, Theis reconoció que “el Estado ha tratado de mejorar, realizando esfuerzos gubernamentales como, por ejemplo, aumentando la inversión, con incentivos tributarios, inserción de investigadores en las empresas, entre otros, pero las que en su mayoría están
al debe son las entidades privadas”.

Finalmente, el CEO de Tink comentó que I+D contribuye de una manera positiva en el crecimiento y desarrollo económico, ya que genera mayores niveles de productividad, mejora las exportaciones y comercio exterior, favorece la generación de empleo y el direccionamiento de los retos sociales y medioambientales.

https://mba.americaeconomia.com/articulos/notas/chile-en-id-amenazas-y-desafios

Share.