domingo, mayo 12

Alantra traspasa Secuoya, Salto y MBA a un fondo liderado por Partners Group

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La operación afecta a la productora audiovisual, a la compañía de sistemas de control electrónico y al fabricante de prótesis ortopédicas.

La división de private equity del banco de inversión Alantra ha cerrado la venta en bloque de la cartera de participadas del fondo Alantra PEF II, lanzado en 2008, constatan desde la propia de entidad.

La gestora ha traspasado a un nuevo vehículo secundario, respaldado por diversos inversores entre los que destaca el suizo Partners Group, la posición que aún conservaba en tres empresas adquiridas con los recursos del fondo antiguo. Se trata del distribuidor de prótesis ortopédicas MBA, el operador de servicios audiovisuales Grupo Secuoya y la compañía de sistemas de control electrónico de acceso Salto.

Esta transacción permite liquidar el fondo II con un retorno bruto de dos veces la inversión

Alantra aprovecha, así, el auge del mercado secundario de capital riesgo -donde los operadores buscan oportunidades en la compra de portfolios enteros o de posiciones de inversores iniciales en fondos ya rodados- para materializar la desinversión total de Alantra PEF II y aportar liquidez a los partícipes de este vehículo. La transacción permite a la gestora de private equity dar por zanjado el fondo con un retorno bruto de dos veces la inversión, indican desde la entidad. Algunos de los antiguos inversores han optado por seguir vinculados a estos activos a través del nuevo vehículo, cuya gestión recaerá en Alantra.

Ventas

Antes de esta operación, Alantra había realizado seis ventas individuales de empresas correspondientes al portfolio de Alantra PEF II. Las dos más recientes son las del grupo español de telecomunicaciones Tryo y la de la compañía portuguesa de plásticos Probos.

La gestora ya había realizado seis salidas individuales de compañías de este vehículo de 2008

En los últimos meses Alantra ha destacado, asimismo, por su fuerte despliegue comprador. La gestora ha concretado hasta seis adquisiciones a través de su fondo primario vivo (bautizado como Alantra PEF III), cinco de las cuales se han acordado este mismo año. En concreto, con este vehículo -levantado en 2016 y para el que recaudó 450 millones de euros- ha entrado en el accionariado de MD Moldes (fabricante de piezas para la industria automotriz), Monbake (panadería y panadería congelada), Unión Martín (distribuidor de mariscos), Roq (maquinaria de serigrafía), Hiperbaric (equipos de procesamiento de alta presión para el sector alimentario) e Ingenium (proveedor de plataformas tecnológicas para operadores de redes virtuales móviles). Estas operaciones han absorbido ya casi el 50% de la capacidad del fondo.

Máximo apogeo de este tipo de inversiones

El capital riesgo secundario disfruta desde hace unos años de un fuerte apoyo por parte de los inversores internacionales que, atraídos por la rentabilidad y en busca de vías de diversificación, han incrementado las asignaciones de recursos a esta estrategia.

Este interés ha contribuido no solo a potenciar el lanzamiento de fondos con este enfoque cada vez mayores, sino a la aparición de nuevos proyectos con este ángulo. Pese al periodo de apogeo que viven los secondaries en el exterior, en España las transacciones de este tipo siguen resultando poco habituales. Sobre todo, las que afectan al traspaso de la totalidad de participadas de una cartera.

Para encontrar un antecedente a la operación de Alantra, hay que remontarse a 2015, cuando Portobello traspasó a un vehículo secundario respaldado por varios inversores con el gigante HarbourVest a la cabeza siete compañías de su segundo fondo: Angulas Aguinaga, Ice Cream Factory Comaker, Mediterránea de Cátering, Veinsur, Grupo UnoCTC, Festa y Multiasistencia. Algunas de estas empresas, como la última, ya han salido también de este vehículo.

http://www.expansion.com/empresas/banca/2018/10/07/5bba5ba1468aeb4d728b462f.html

Share.